By using our website, you agree to the use of our cookies.

Where to buy prozac in Cleveland

LOCALIZACIÓN Ciudad de Panamá

SUP. AJARDINADA 310 m2

ESTADO ACTUAL Concluido

FECHA 2014

COLABORADOR Nelson Soares
 

La Propuesta de Paisajismo del jardín del PH Pradera se traduce en la recreación de un espacio de juegos tradicionales para que los niños interaccionen entre ellos y a su vez sea de contemplación para los que les acompañan. Pretendemos que los niños hagan parte del proceso de construcción de los juegos para que sientan que son suyos.

Los juegos son parte integrante del pavimento y todos los espacios proporcionan un lugar al desarrollo intelectual y diversión, incorpora las artes del lenguaje y matemáticas desarrollando su intelecto. Enfoca una composición vegetal variada donde juegan las formas de las plantaciones vegetales, con las lineas, las perspectivas y las figuras geométricas, un cierto equilibrio estético en la composición, la valoración de las plantas desde el punto de vista de su tamaño, sus colores y sus texturas.

La vegetación es la encargada de suministrar ese punto de color tan característico del paisaje tropical y de su cotidiano, de su gente, sentimientos y emociones de tierra caliente. Las plantas arbustivas y herbáceas se componen junto con la vegetación existente intentando conseguir una buena integración entre lo existente y lo propuesto. Se propone el árbol frutal como elemento simbólico en la historia de los jardines, una vez que siempre hizo parte de los jardines residenciales en Panamá.

La dinámica del color y sus combinaciones entre colores primarios y compuestos capazes de complementarse ejercen un poder de impresionar provocando una emoción. Armonía y contraste son características de un paisaje tropical que se pretende reforzar en la propuesta.

La geometría rígida del jardín es el reflejo del contacto con la arquitectura, y tiene una intención clara de fusionarse en ella invadiendo el espacio. Los colores son protagonistas y estímulos visuales que pueden generar diversas reacciones en nuestro estado de ánimo.

La psicología del color y los expertos en cromoterapia recomiendan el amarillo en tonos pasteles y alternando con otros colores favorece la concentración y el desarrollo intelectual.

La propuesta se basa en estas teorías de forma a proporcionar el mejor ambiente para los niños. Las áreas se definen por los colores, las formas, las diferentes texturas de los materiales y la vegetación que contrasta y proporciona una circulación dinámica por su distribución.